Madata, dejando huella entre “Las 50 empresas más innovadoras” de México
agosto 14, 2017
Artículo por: Jorge Rios Domínguez, máster en Data Management e Innovación Tecnológica, Online Bussines School; Account Manager en Madata.

Si tuviéramos que hablar de innovación, y más aún de innovación disruptiva, no podríamos dejar de mencionar a Amazon y sus servicios de nube.

Amazon Web Services, mejor conocido como AWS es el servicio de nube donde prácticamente ofrecen XaaS (anything as a service).

El concepto de cloud no lo inventó Amazon, ya existía desde antes. Ejemplos fueron los servicios de Google o el archiconocido servicio de correo electrónico vía web hospedado (hosting) en infinidad de compañías, sin embargo, lo diferente fue la idea que aportó Chris Pinkhami: Infrastructure Service for the World.

“Infrastructure Service for the World” Chris Pinkhami

Este concepto surgió de la necesidad que tenía Amazon cuando su sitio web dejó de ser solo para vender libros y comenzó a vender toda clase de productos en el 2000, convirtiéndose en el más grande reseller de todos los tiempos. Con esto hubo una gran entrada de capital, aumentando la necesidad de tener la mejor infraestructura al menor costo posible, que además debía de ser flexible y crecer en respuesta a las necesidades (temporadas de muy alta carga en diciembre y muy bajas en mayo).

Fue entonces cuando Jeff Bezos, CEO de la compañía, entendió y aceptó este concepto de “la nube” que tenía en mente Chris Pinkham a quien entonces puso como líder de proyecto.

El objetivo era preciso: encontrar la manera de hacer a la página web Amazon.com, un servicio cada vez más rentable en términos de escalabilidad, costo, flexibilidad y seguridad.

El mayor obstáculo del proyecto era el costo de la infraestructura, para ello se tuvo que realizar un verdadero análisis sobre la infraestructura de cómputo. El mayor costo provenía del hardware y del consumo de energía de los equipos, así como del enfriamiento en el datacenter.

Apoyándose de tecnologías como la virtualización, se observó la manera de aprovechar los recursos de cómputo al máximo. Un CPU ocioso es un equipo que no produce dinero pero cuesta energía, enfriamiento y espacio; en cuyo caso es mejor tenerlo apagado para que el costo sea menor.

Se descubrió que a mayor aprovechamiento de los recursos informáticos (procesamiento, memoria y disco), estos generaban mayores ganancias respecto al costo de tenerlos encendidos.

También existía el problema de la demanda de servicios, cada vez mayores y cambiantes, con picos de uso del servicio aleatorios, si bien se podían predecir fechas de carga elevadas en temporadas altas, como en thanksgiving y diciembre, no eran capaces de determinar qué tanta demanda de los recursos de cómputo sería necesaria para los nuevos productos, tampoco se podían dar el lujo de no tener los recursos suficientes y en un momento dado, poner en riesgo todo el sistema, no debía de bajar la calidad del servicio en ningún momento.

Se descubrió que un aprovechamiento menor al 60% de los recursos de cómputo costaba más de lo generado en ganancias, si un servicio web bien implementado y configurado no consumía más del 60% de RAM y/o CPU entonces el equipo estaba sobredimensionado, es decir, se compró un equipo más grande y más costoso de lo necesario.

Se innovó al crear una plataforma de nube, hoy conocida como Infraestructura como servicio (IaaS), en la cual se ideó la fórmula del 75% de consumo de recursos de cómputo, esto mediante la virtualización de los servicios y la escalación horizontal de los servicios (Scale out).

A través de una mayor consolidación de servicios, la más grande que ha habido en cualquier compañía, lograron crear una plataforma en la cual Amazon.com podía crecer en demanda, agregar o quitar servidores en tiempos de carga baja, para ahorrar energía, de manera automatizada, en un ambiente de nube controlado. A esta plataforma a la que llamaron AWS, con ella se redujo el espacio, la cantidad de energía para enfriamiento y el aprovechamiento de cómputo se elevó hasta más de un 80%. Se dieron cuenta que el ambiente que crearon era fácil de replicar en cualquier compañía que hiciera uso de recursos de cómputo.

Después de un año de tener todo Amazon.com en esta plataforma y de usarla como laboratorio, se dieron cuenta que se podía ofrecer este servicio de cómputo a más empresas y ahí fue cuando esta innovación se volvió disruptiva.

En 2002 Amazon ofreció AWS al público y con esto se creó un nuevo mercado, una tendencia que terminaría por desplazar a muchos servicios y fabricantes de cómputo.

El mensaje a las empresas fue muy claro: “Dedícate a tu negocio, nosotros a la tecnología.” pues por muy bueno que sea un datacenter, no podría llegar a realizar lo que hizo Amazon, al menos no en el corto plazo y con una inversión grande. Para las personas de TI el mensaje era distinto, “no reemplazamos tu talento, solo tu infraestructura de cómputo”.

El ahorro que representa para las empresas tener infraestructura como servicio, pagar sólo por lo que consumen con crecimiento en demanda y de forma automatizada, cambió el paradigma de dimensionar los servicios de cómputo. Ya no es necesario investigar mucho sobre cuántos recursos se necesitan, solo empezar con algo pequeño y conforme sea necesario ir creciendo, e incluso disminuir la infraestructura para ahorrar dinero.

El mercado vio los ahorros, al no necesitar datacenters o bunkers en sus instalaciones, reducir el espacio, energía y personal al pendiente del datacenter, menor inversión o CAPEX para iniciar un proyecto, además de lo tardado en dimensionar la infraestructura para un servicio de cómputo. Esto significó un dinamismo enorme para nuevos proyectos de tecnología, proyectos que incluso solo tienen vida durante una campaña o un par de meses, ya son viables e incluso rentables. Empresas como Netflix, Dropbox y muchas más tienen la posibilidad de arriesgarse a ofrecer servicios más innovadores aprovechándose de la agilidad de crecimiento y tecnología existente en AWS.

Por su parte AWS tiene un enfoque de negocio orientado al mercado de masa, entre más se incrementa su infraestructura, mayor aprovechamiento se puede tener de ella, por ejemplo: El 85% de aprovechamiento de 100TB de RAM significa 15TB de desaprovechamiento, es decir 15TB que están en espera de crecimiento, redundancia, picos de demanda de recurso, memoria en espera para ser utilizada en caso necesario, por lo que podemos decir que es un aprovechamiento algo saludable, equilibrado, aprovechamiento de recursos y preparación para crecimiento, agilidad.

Ese mismo ejemplo, pero ahora con 1000TB de RAM en un 85% de aprovechamiento significa 150TB sin usar. En este caso el balance no es saludable, se puede llevar el aprovechamiento hasta un 95% y aún así tener 50TB de recurso disponible, que es bastante. En estos ejemplos vemos los beneficios de la economía de escala, será mucho mayor la ganancia que tendrá AWS, siendo el beneficio también es para los clientes, reduciendo los costos de sus servicios en AWS.

Mientras la infraestructura de AWS siga creciendo, los costos seguirán bajando, usando el siguiente modelo:

Con ello AWS se ha posicionado como líder supremo en el mercado de la nube IaaS, e incluso está desplazando a las empresas que ofrecen tecnología con infraestructura física (On-Premise). Fabricantes como DELL-EMC, HP, Huawei o Cisco, no tienen cabida en comparación a costos de inversión, tiempos de respuesta y puesta en marcha, incluso están dejando de ser proveedores de AWS, ya que también se está emprendiendo en el uso de “cajas blancas”, equipos de cómputo sin marca, comprados directamente de la fábrica, pues ya no son necesarios los costosos equipos, marcas y soporte. La magia ocurre en el software, en la virtualización, en la automatización, en la nube.

¿Quiere decir que los servicios pueden fallar? AWS ha sido muy claro, los equipos pueden fallar, por ello se usa el scale-out, la configuración de clusters de servicio y redundancia a nivel aplicativo, así, cuando una ocurre una falla o cuando es necesario un mantenimiento, no impacta a los servicios de los clientes, ya que los servicios y aplicaciones se encuentran en distintas availability zones y con ello se mantiene la alta disponibilidad.

AWS incluso le ha apostado a los datacenters modulares, ya que el despliegue es mucho más rápido y trae por consiguiente la expansión de AWS.

El rápido crecimiento de AWS, el modelo de economía de escala y la explosión de las aplicaciones en dispositivos móviles han sido la combinación perfecta para que AWS sea la plataforma ideal para probar nuevos servicios, de manera rápida, con bajo costo y con servicios estables. Si bien muchos negocios no ha migrado la totalidad de sus servicios a la nube, la tendencia es tener unos pocos servicios on-premise, y la mayoría de los servicios en la nube (ambientes de desarrollo, ambientes de pruebas), y poco a poco al ver la estabilidad y ahorros. Algunos negocios incluso han empezado a tener todas sus cargas productivas en AWS.

Es increíble ver como una empresa que empezó siendo una tienda de libros, pasó a ser la tienda más grande del mundo y ahora es la empresa de tecnología con más servicios en el mercado. La innovación que han tenido desde entonces ha sido impresionante, se han diversificado y aplicado la innovación disruptiva a lo largo de su historia.

La innovación no se ha detenido en AWS, cada vez se añaden más servicios a su abanico de posibilidades, sin mencionar a las empresas que empiezan a ofrecer sus servicios y productos a través de su plataforma en AWS, como soluciones de respaldo, réplica y un largo etcétera; a través de la cloud de Amazon.

Amazon debe ser reconocido como el “rey de la innovación”, no solo por sus servicios, sino porque se han convertido en la plataforma de cambios y han impulsado a muchos otros negocios a que adopten su modelo y conviertan sus ideas en ejecuciones exitosas, atrevidas, algunas arriesgadas, pero sin duda generando cambios. Esta es, sin duda, la era de la innovación.

 

Referencias:

https://aws.amazon.com/es/events/aws-innovate/
http://www.telegraph.co.uk/technology/amazon/11801515/Amazon-timeline-from-internet-bookshop-to-the-worlds-biggest-online-retailer.html
http://www.networkworld.com/article/2891297/cloud-computing/the-myth-about-how-amazon-s-web-service-started-just-won-t-die.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Amazon.com
http://www.zdnet.com/article/why-amazon-is-the-king-of-innovation-aws-a-cloud-above-the-rest/
https://aws.amazon.com/events/aws-innovate/

 

Windows product Key
Office product Key
Windows Server product Key
Antivirus product Key
Windows 7 key
Antivirus Key
Windows Server key
Office product key
Windows OS product key
Windows 7 product key
Windows 8 product key
Windows 10 product key
Office 2016 Key
Office 2010 Key
Office 2013 Key
Windows 7 Professional
Windows 7 Home Premium product key
Windows 7 Ultimate key
Windows 10 Education key
Windows 10 Enterprise product key
Windows 10 Home Key
Microsoft Outlook 2016 Key
Office Home Business 2016 Key
Microsoft Office Standard 2013 Key
Office Home Business 2013 Key
Microsoft Visio Premium 2010 Key
Microsoft Visio Professional 2010 Key
Microsoft Visio Standard 2010 Key
Windows Storage Server 2016 Standard product Key
Windows Storage Server 2016 Workgroup product Key
Windows Server 2016 Standard product Key
Windows Server 2016 Datacenter product Key
Norton Internet Security 2013 product Key
Norton 360 product Key
Norton AntiVirus 2013 product Key
Norton 360 Version 7.0 product Key
Windows 7 Home Basic Upgrade product key
Windows 7 Home Premium Upgrade product Key
Windows 7 Home Basic to Professional Upgrade product Key
Windows 7 Home Basic to Ultimate Upgrade product Key
Windows 7 Home Premium to Professional Upgrade product Key
Windows 7 Home Premium to Ultimate Upgrade product Key
Windows 7 Professional to Ultimate Upgrade product Key
Windows 7 Home Basic product Key
Windows 7 Enterprise product Key
Office Visio Professional 2007 product Key
Office Visio Standard 2007 product Key
Microsoft Visio Premium 2010 product Key